Luis de Zúñiga

Interpretado por Paco León

Es un hombre de las bellas artes en el más estricto sentido de la palabra. Domina el dibujo y la pintura, toca diversos instrumentos musicales de viento, de cuerda y percusión. Sobresale en el arte de narrar historias, es un gran orador que acostumbra a amenizar las veladas con sus anécdotas perfectamente escenificadas, como un actor.

Rentista adinerado de toda la vida. Sus antepasados siempre han tenido facilidades económicas que le permitieron dedicarse a lo que quería. Toda la cultura que atesora lo llevó a cambiar de religión de manera secreta. Además, ha sabido proyectar una vida de apariencia convencional y adocenada, aunque un poco extravagante, excéntrica, en la que se incluye su papagayo Montaigne.

Es hábil para ocultar y satisfacer su discreta vida homosexual, y su interés por la piel tierna y joven. A excepción de Mateo, nadie más lo sabe.

Es discreto, reservado. Empático. Generoso. Divertido.

Cree que la religión católica es un obstáculo para el desarrollo del ser humano y su fervor le hizo ver el protestantismo como la verdadera religión. Abomina del papa y detesta la burocracia eclesiástica.  

Su verdadera pasión es difundir en el mundo la palabra de Lutero y ha organizado, con la ayuda de otros protestantes, una red que permite financiar el despliegue de su credo mediante los libros y las armas más allá de las fronteras de su país, con proyección al Nuevo Mundo.   

Para Mateo, Zúñiga es su complemento intelectual, el hermano que le hubiera gustado tener;  Valerio lo considera un tipo divertido, aunque demasiado extravagante. Teresa lo considera uno de los pocos hombres con los que es imposible aburrirse. Para Celso, Zúñiga es un hombre desconocido,  el trofeo mayor en su cacería, el pretexto de toda su estrategia. En principio, el último poseedor del tesoro que anhela.

Conoce al personaje

  • La Peste. Zuñiga

    Descubre a Zuñiga

Movistar+ logo

¡No te pierdas nada!

Disfruta ahora de todas las producciones originales de Movistar+

Saber más